Sillas


PRIMERA SESIÓN
Esta unidad surge un dia en el aula, sin más, tras una discusión entre dos alumnos. Ambos querían sentarse en la misma silla. No sabían argumentar el por qué, pero ninguno de los dos estaba dispuesto a ceder. Tras hacer un análisis grupal de la silla de la disputa, observamos que se trata de una silla impoluta, sin ninguna mancha, mientras que el asiento libre presenta una gota de pintura seca en el respaldo. Esta pequeña diferencia nos lleva a plantearnos un interesante debate entre funcionalidad y estética. Reflexionamos entorno a lo que nos parece bello y lo que no, y pensamos quién debe definir los cánones de estética y belleza. ¿Una mancha es siempre fea?  ¿Un silla pintada, podría ser visualmente atractiva? ¿Dejaría entonces de ser funcional? ¿Por qué todas las sillas de la escuela son iguales? Decidimos por un dia transgredir las normas del aula y personalizar nuestras sillas. El alumnado puede utilizar cualquier instrumento y material para decorar, siempre que se asegure que se podrá eliminar de la silla una vez acabada la actividad. Esta es la única consigna que les doy .  Empiezan a pintar sus sillas con gran entusiasmo, como si por fin pudieran realizar la obra de arte que siempre habían soñado. Trabajan concentrados durante más de media hora. Nunca les he visto tan motivados en mi aula. Disfrutan inventando opciones nuevas para hacer de sus sillas las más atractivas. Este hecho me hace caer en la cuenta de la importancia que el mobiliario  tiene para ellos y como se lo imponemos sin darles opción a hacérselo suyo.
No todos los alumnos se lanzan a trabajar tras dar el pistoletazo de salida. Un par de ellos se quedan rezagados, observadores, negándose a participar. Tienen miedo a romper la norma, a no seguir las reglas.  Hablo con ellos y les tranquilizo: es una actividad de arte. Cuando la sesión acabe, todo volverá a su lugar, pero durante una hora podemos jugar a ser un poco rebeldes... ¿Qué es el arte, si no?

SEGUNDA SESIÓN

Volvemos al tema de las sillas. Ahora ven las fotos de sus propias creaciones y posteriormente les enseño  las creaciones de diversos artistas que han  decorado  sillas siguiendo las mismas directrices  de sus cuadros:
 
"Silla con Rayas y Números" de Clorindo Testa. Siguiendo las técnicas con las que está pintando actualmente, esta silla se viste de números y rayas realizadas con cintas pegadas y sopleteadas con aerosol negro y rojo.
Estuvo expuesta el año 2008 en el Fontenla Design Mall, una exposición de sillas que fueron intervenidas libremente por artistas locales como: Roberto del Giudici,  Ricardo Roux, Ana Robirosa, Lili Merlini, Gustavo López Armentía,  María Teresa Bobbio, Juan Fontana, Guido Villaverde, Marta Minujin y Clorindo Testa.

Silla 5 - Guido Villaverde
Con una técnica mixta y fotografía, la obra "Alma Insistente" de Guido Villaverde. “A pesar de los procesos que atraviesa el primordial árbol hasta convertirse en una elaborada silla, el alma vegetal, fruto del misterio de la vida, mantiene latente y se renueva a su debido momento.Con una técnica mixta y fotografía, la obra "Alma Insistente" de Guido Villaverde. “A pesar de los procesos que atraviesa el primordial árbol hasta convertirse en una elaborada silla, el alma vegetal, fruto del misterio de la vida, mantiene latente y se renueva a su debido momento.”

Silla 10 - Ma Teresa Bobbio

“Tango para Botero” de María Teresa Bobbio. Inspirándose en la obra del artista plástico colombiano Fernando Botero y en el Tango.

No hay comentarios:

Publicar un comentario