Hilos

A raíz de la participación de algunos maestros de la escuela en el Segundo Congreso de Creatividad realizado en Mallorca los días 12 y 13 de noviembre de 2010, los alumnos realizan una actividad con la idea de "no perder el hilo" (concepto principal de la conferencia inaugural del Congreso realizada por Angélica Sátiro). Utilizamos las mismas cuerdas con las que ya hemos trabajado sobre la tela negra bajo la inspiración de la obra de Agustí Puig. Cada alumno dispone de una cuerda que simboliza su propia vida. Colocada de forma horizontal asida por ambas manos, los niños y niñas van recogiendo su cuerda en su mano derecha simulando el paso del tiempo. El inicio de la cuerda es el nacimiento; el final la muerte. Curiosamente los alumnos hablan del final de la existencia sin el pudor tan propio de los adultos. La vida se acaba, y punto. Si dramatismos (Ojalá la sencillez argumentativa de la niñez durara siempre...). Por el camino, hablamos de la escuela, el instituto, el futuro profesional, las relaciones amorosas, los hijos... Pero, ¿por qué ver la vida de forma lineal y determinista? El contexto nos marca y también nuestra genética. Más, ¿no somos cada uno de nosotros duños de nuestra vida y contamos con un poderoso potencial creativo para alcanzar de diversos modos la felicidad? Podemos unir nuestras vidas a otras, para enriquecerlas, haciéndolas más interesantes y "conceptualmente" más largas. Éste es el resultado. Hemos decido dibujar una "supervida", un destino individual basado en el crecimiento y el apoyo del grupo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario