Agustí Puig


PRIMERA SESIÓN
El alumnado tiene a su disposición cuerdas de diferente largada y grosor. Niños y niñas experimentan con el material un rato, primero de forma individual, posteriormente en parejas, en trios. Ensayan formas e inventan juegos. Se dispone posteriormente una tela negra enmedio de la sala. Los alumnos/as salen de forma ordenada, pisan la tela, y colocan su cuerda donde lo creen adecuado. No hay normas ni límites. Hay quien necesita más tiempo para imaginar su figura, hay quien simplemente deja caer su material dejando actuar al azar. Nos retiramos despues para contemplar el maravilloso resultado de nuestra efímera creación. Le ponemos un título a nuestra obra y conversamos sobre ella:
(Comentarios de los niños y niñas)
 Me ha gustado mucho hacer esta obra porque los colores son muy bonitos.
- ¿Por què hay que pisar la tela? Porque es importante dejar huella para que sepan que lo has echo tu, para que vean que has estado. Es importante "estar".
Yo veo los planetas.
Yo veo el mar y el cielo.
Yo lo titularía el pequeño país de las ideas porque lo hemos hecho entre todos.
No sé dónde poner mi cuerda! No queda espacio...
Puedes dejarla caer donde sea, seguro que queda muy bonito.

Comparamos después nuestra obra con la del pintor Agustí Puig "El ombre aspirado". Mostramos unas imágenes del autor creando sus composiciones: 




SEGUNDA SESIÓN
Volvemos a jugar con las cuerdas esta vez con el objetivo de crear una obra a base de línias rectas. Esta vez, las cuerdas las colocamos desde fuera de la tela, sin pisarla. Una vez realizada la actividad, comparamos ambas composiciones:

                                              Imagen 1                                                               Imagen 2
¿Qué nos sugiere cada una? Hablan los niños y las niñas:
Imagen 1: Parece que las cuerdas se mueven. Parecen las olas.
Imagen 2: Son línias rectas. Hacen formas de triàngulos.

TERCERA SESIÓN
Recuperamos el tema de las huellas. Dejar huella, estar, vivir... Observamos una de las huellas dejadas por Agustí Puig en su obra y vemos un video relacionado con el tema:


¿Cómo podríamos nosotros dejar huella? Se deja al alcance del alumnado una loción de aceite corporal. Un folio blanco será el soporte. Cada infante marca en éste la huella de sus pies después de haberse masajeado la extremidad con el ungüento. La producció se coloca sobre la tela negra que una vez más nos sirve de fondo para nuestra composición.
 Una vez terminada la actividad, comienza el diálogo:
(maestra) Estas huellas son nuestras. Aquí hemos  ESTADO  y hemos  dejado una marca. Esta huella no se borra y durará para siempre. De esta manera se nos podrá recordar cuando no estemos.¿Dónde querrías dejar tú  tu  huella?

Yo la dejaría en el espacio, para que mi abuelo la viera desde el cielo (más alumnos/as hacen alusión a la misma idea e iniciamos un diálogo sobre el sentimiento de pérdida de los seres queridos).
Yo la dejaría en la escuela, para que la viera otros alumnos cuando yo fuera mayor y se acordaran de mi.
Yo la dejaría en la calle para que mis padres las siguieran siempre.
Yo la dejaría en el aula para que mi padre y mi madre la vieran juntos. Mis padres estan separados, ¿sabes?
Yo la dejaría en el museo, para que se me recordara para siempre. Quiero ser alguien importante.
Alguien dibuja un corazón. Es mi madre, me explica.
Yo la dejaría en casa para que mis padres no me olvidaran nunca, aunque me muriera...
Yo la enterraría en el patio del colegio.

Que cada cual saque sus propias conclusiones.

composiciones hechas a partir de las huellas y de las producciones del alumnado

1 comentario:

  1. M'encanta la feina que fas. Gràcies per compartir-ho. Em dic Elena i sóc mestra. També söc una apassionada de l'art i la plàstica. Tinc un bloc que es diu regalims de colors. GRÀCIES.

    ResponderEliminar